EL PANTEÓN DE ROMA

La ciudad de Roma, la capital de uno de los mayores imperios de la historia de Europa. La capital del Imperio Romano estará repleta de obras arquitectónicas, escultóricas y pinturas que fascinan al mundo hasta el día de hoy, la que nos acontece en este momento es el Panteón de Agripa. Este monumento alcanza unos 2,5 millones de turistas cada año. El Panteón es uno de los monumentos mejor conservados de la Antigua Roma.

Pantheon (212679623).jpeg

El Panteón de Roma se encuentra en el centro histórico de Roma, en la Plaza de la Rotonda, junto a las antiguas termas de Agripa (se conservan restos). La fachada principal hacia el norte; ocupando la antigua Plaza Augustea. 

Este templo está dedicado a todos los dioses. Es una remodelación de un templo anterior de épocas de monarquía que estaba en un estado de deterioro, se reconstruye entre el año 118 al año 126 a.C., por lo que es un proyecto concebido bajo el reinado de Trajano y finalizado con Adriano como emperador. 

Adriano - Wikipedia, la enciclopedia libre
El emperador Adriano

Este templo fue construido en tiempos de Adriano. Adriano fue un emperador romano que gobernó desde 117 a 138 d.C. Es conocido como el tercero de los cinco buenos emperadores que gobernaron con justicia. Recibió una buena educación en su ciudad natal Itálica Hispania (actual Sevilla) y se fue a Roma con 14 años. Su fama como emperador queda atestiguada por el hecho de que estuvo ausente de Roma durante la mayor parte de su reinado. Cuando su salud empeoró, se dedicó a escribir poesía y ocuparse de los asuntos administrativos. Nombró como su sucesor a Antonio Pío. Los ciudadanos de Atenas construyeron un Arco para Adriano; que honra al emperador como fundador de la ciudad.

Pequeña alma, blanda, errante

Huésped y amiga del cuerpo

¿Dónde morarás ahora

Pálida, rígida, desnuda

Incapaz de jugar como antes…?

Adriano
Pantheon (45592022215).jpg

Sabemos que está construido sobre un templo anterior gracias a la inscripción que hay en el friso que dice lo siguiente: M·AGRIPPA·L·F·COS·TERTIVM·FECIT, Marcus Agrippa, Luciī fīlius, cónsul tertium, fēcit que en castellano significa “Marcos Agripa, hijo de Lucio, cónsul por tercera vez, lo hizo”.

El templo que vemos actualmente en Roma es una de las obras, sino la obra, que mejor se han mantenido de su época, alrededor del siglo II a.C., aunque choque con su nombre, el panteón en épocas de Agripa, se podía encontrar cierto favoritismo a Venus, la diosa del amor y de la belleza, y a Marte, dios de la guerra, esta pareja que surge del adulterio de Venus a su esposo Vulcano, dios de la forja. Mientras que durante el imperio, nos hallaríamos ante un canto al culto imperial. De hecho, sabemos que Adriano se reunía aquí con el Senado, lo cual refuerza esa idea de culto a los orígenes del estado romano, no era algo para nada raro ya que casi todas las obras artísticas concebidas bajo el imperio era para enaltecer la figura del emperador, desde literatura, como podemos ver en la Eneida de Virgilio que diviniza la dinastía de Augusto hasta las termas de Caracalla que se construyen varios siglos después.

Cronológicamente el templo tiene unas fechas importantes; en el 27 a.C., se levanta un templo en tiempos de Agripa. En el 84 d.C., el templo de Agripa sufre un incendio. Adriano en el 118 d.C., volvió a mandar a reconstruir el templo. En el 608 d.C., un emperador bizantino llamado Focas, ofrece el Panteón al Papa Bonifacio IV. Tras ese año, el Panteón pasó a llamarse Iglesia de Santa María de los Mártires. El Panteón fue construido por Apolodoro de Damasco.

Pantheon (Roman Catholic Church of St. Mary & the Martyrs) (48424337751).jpg

El material destacado que encontramos en el templo son el opus caementicium (especie de cemento).

En el exterior del templo podemos observar que mantenían el aspecto tradicional del templo itálico elevado sobre un podio, con escalinata frontal y una parte trasera cerrada. Es un templo octástilo de columnas monolíticas, de unos 14 m de altura, con fustes lisos de granito gris egipcio, y con basas y capiteles corintios en mármol blanco. Una inscripción del anterior templo dedicado a Agripa; y un frontón sin relieves. La inscripción es dedicada al templo anterior construido en tiempos de Agripa en el 27 a.C. Estuvo recubierto de todo tipo de mármoles e incluso tuvo tejas doradas en la cubierta del frontón; hoy en día, las tejas doradas se han utilizado para otra obra, por el contrario, los diferentes mármoles que adornaban el exterior del Panteón se han perdido.

Después de la fachada, nos encontramos un pórtico, que mide 33,1 m de anchura x 15,5 m de fondo, que contiene tres naves separadas por columnas; una central y dos laterales. Las columnas del pórtico son semejantes a las de las fachada, pero en granito rosa. La central lleva hasta la puerta de la cella; las naves laterales rematan en ábsides

Intérieur Panthéon - Rome (IT62) - 2021-08-30 - 3.jpg

La cella principal es circular y es rematada por una bóveda hemisférica. La cúpula de la cella contiene un gran óculo que deja pasar la luz del día. La nave central contiene siete nichos cuadros y semicirculares; en los que originalmente había estatuas, con grandes columnas a los lados de cada nicho y frontones circulares. Hoy en día, las estatuas son de santos. Un segundo cuerpo en el cual se observa vanos cerrados con frontones triangulares.

Pantheon 1000668.jpg

Esta bóveda, verdadera culminación técnica del edificio, fue realizada usando sin duda como molde una compleja cimbra de madera, cuyas larguísimas bigas pudieron basarse, según ha señalado algún estudioso, en las empleadas para construir los ábsides de la Basílica Ulpia, que tienen prácticamente el mismo diámetro. Imitando las estructuras de las tholoi tradicionales, la bóveda está modelada con realces horizontales y verticales, que componen cinco órdenes de casetones concéntricos. Estos pudieron llevar adornos de bronce en forma de rosetas (evocación de los astros) y se reducen hasta llegar al óculo central, de 9 m de diámetro, rodeado por un anillo en bronce. Constructivamente, tan inmensa bóveda consta de tres sectores superpuestos, con materiales cada vez más ligeros, pero siempre de hormigón: en el sector más bajo, el cemento está mezclado con trozos de ladrillos, en el sector central, se añaden guijarros; y en el sector de arriba, la mezcla contiene ya escorias volcánicas.  La cúpula está decorada con cinco filas de 28 casetones cada una.

En el óculo pasa la luz cenital, en primavera el rayo se mueve hacia abajo, iluminando desde el interior la entrada, y de ese modo incide sobre el óculos del Panteón. Así pues, siendo el único punto por el que ingresa la luz natural, el escenario majestuoso cada 21 de abril al mediodía, cuando el sol proyecta un efecto de iluminación grandilocuente sobre la entrada.  

Desde el exterior, observamos que la cúpula arranca desde abajo; pero si observamos el interior, vemos que arranca tras el segundo cuerpo de la cella. Es como un falso efecto para el ojo humano.

El Panteón en su día estaba recubierto en su exterior por mármol blanco. El tejado del frontón tenía tejas de oro; ya no se conservan porque han sido utilizadas en otras obras.

The Pantheon, Rome, Italy LCCN93512726.tif

 Durante la decadencia del Imperio romano de occidente, el Panteón estuvo cerrado al público desde 399 d.C. hasta el 609 d.C., cuando el Papa Bonifacio IV consagró el templo como basílica Santa María de los Mártires. Esta conversión como templo cristiano fue fundamental para su conservación y mantenimiento. Así mismo la conversión a templo cristiano motivó diversas intervenciones sobre el edificio original, probablemente la que tuvo mayor repercusión fue la realizada por Bernini en 1660 d.C. En esta intervención se dispusieron dos torres de campanarios simétricas sobre el pórtico clásico; este esquema compositivo tuvo una enorme trascendencia. Estos dos campanarios fueron desmantelados en la restauración de finales del S.XIX. La particularidad de esta imagen es que en ella aparecen las llamadas “orejas de asno”. 

También en este Panteón están enterrados dos reyes de Italia: Vittorio Emanuele II y Humberto I. Las tumbas las mantiene el Instituto Nacional de la Guardia de Honor de las Tumbas Reales del Panteón. Incluso hay una mujer enterrada, la esposa de Humberto I, llamada Margarita Teresa de Saboya. Vittorio Emanuele II fue considerado como padre de la patria.

Tumbas de Humberto I y Vittorio Emanuele II

En el Panteón está enterrado el gran pintor Rafael Sanzio junto a su prometida oficial María Bibbiena, cuyos restos descansan acompañados de este epitafio: “éste es Rafael. Mientras vivió, la gran Madre de las cosas temió ser vencida por él”. Se encuentra también enterrado el pintor Annibale Carraci.

Tumba de Rafael Sanzio

Finalmente, en conclusión, el Panteón de Roma, se mantiene hasta hoy en día como templo de culto pero del cristianismo, lo que le salvó de convertirse en ruinas. Este fue construido sobre un templo anterior, que fue incendiado, construido en época de Marco Agripa, cónsul romano, Adriano  decide mantener la inscripción del friso en honor a este mismo cónsul. El material principal es el opus caementicium, una especie de cemento parecido al concreto actual. En el interior se observa el gran ejemplo de diferentes mármoles que le dan la belleza a la cella. Un emperador bizantino, a finales de la primera década del siglo VII, se lo ofrece al papa y así se convierte en una iglesia. Este decide hacerle ciertos añadidos que al pueblo le disgustaba, un par de campanarios simétricos sobre el pórtico, fueron apodadas como las “orejas de asno” como burla al añadido realizado por el mismo Bernini en el siglo XVII, que siglos después se retiraron dejando la obra como se había planeado durante el imperio romano. Como hemos mencionado anteriormente, incluso en el Panteón hay enterrados varios personajes importantes como Rafael Sanzio y su prometida María Bibbiena ; Vittorio Emanuele II, y Humberto I y su esposa Margarita Teresa de Saboya. Este gran templo nos asombra por su gran cúpula, los personajes importantes enterrados, los mármoles de la cella, etc. El templo ha tenido una influencia posterior tan importante como en el Templete de San Pietro in Montorio o la Basílica de San Pedro. La influencia ha llegado a Inglaterra o América del Norte, como en la Basílica de San Francisco de Paula, la Universidad de Virginia, el edificio principal de la National Gallery de Washington y la Parroquia Inmaculada Concepción de Buenos Aires.

Basilica di San Pietro in Vaticano September 2015-1a.jpg
Basílica de San Pedro, Roma.
Piazza Plebiscito - panoramio.jpg
Basílica de San Francisco de Paula, Italia.
National Gallery de Washington.
Parroquia de la Inmaculada Concepción de Buenos Aires

Realizado por Isis López Muñoz, Rida Sbai Lahbel y Clara Ramírez Sánchez


También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search