Ara Pacis Augustae

Nos situamos durante la época del Imperio Romano (27 a.C. – 476 d.C.), época posterior a la República. De los acontecimientos más importantes durante esta etapa se sitúa la Pax Romana (siglos I y II), época dorada de mayor esplendor de Roma, dado que, en el siglo siguiente se asentará una crisis. En la época de Augusto, este alcanzó una enorme extensión del territorio. Se decidió, por tanto, dividir el imperio en provincias, bajo la autoridad de un gobernador. Se decidió hacer uso de una única moneda para facilitar el comercio, y finalmente, con la instauración de la Pax Romana, Roma se volvería un gran centro de belleza y cultura rico en arte y bellos edificios.

En cuanto al contexto artístico, podemos decir que el arte romano se desarrolló entre el siglo III a.C. hasta el siglo V y sus manifestaciones han evolucionado gracias a la influencia del arte etrusco, que a su vez fueron relacionados con el arte griego. Esta obra es un claro ejemplo de arquitectura religiosa. A pesar de que la principal tipología de la arquitectura romana eran edificios civiles y mayoritariamente utilitarios, podemos encontrar excepciones como por ejemplo, la arquitectura funeraria o religiosa, como en este caso. En estos altares, los romanos realizaban ofrendas a sus dioses y sacrificios de animales. Siempre solían ser rectangulares, y tenían un basamento o pie liso que servía para sostener la estructura. Además, mayoritariamente solían tener la inscripción de la deidad a la que se le rendía culto y estaba decorado con objetos rituales.

El Ara Pacis Augustae era esencialmente un ‘ara’, es decir, un lugar de culto oficial que debía seguir un reglamento religioso muy específico, dotado de su propio calendario ceremonial. Por un lado, con imágenes cotidianas y representaciones de la familia imperial y, por otro, con imágenes divinas y representaciones mitológicas; por lo tanto, cumplía una clara función propagandística. Fue construido en mármol de Carrara y tiene unas medidas de 11,65 metros de largo por 10,62 metros de ancho y 6 metros de alto, en forma rectangular sin cubierta y tallado con relieves en sus cuatro lados, mientras que su interior presenta una estructura en forma de ‘u’ sobre una base rectangular con escalones. Tiene dos puertas cuadradas de 3,6 metros con orientación dirigida a oriente y poniente. La puerta frontal tiene la escalinata que servía como entrada para el sacerdote, mientras que la puerta posterior era usada para el ingreso de los animales en el momento de su sacrificio. En su interior se encuentra la propia mesa de sacrificio construida sobre un podio.

En cuanto a la decoración escultórica del Ara Pacis, observamos una serie de relieves en los muros de dentro y de fuera de la estructura, además de los del altar. Se trata de un conjunto de bajos, medios y altos relieves que gozan de gran técnica escultórica. La función de estos relieves es conmemorar al propio Augusto, además de sus campañas victoriosas en Hispania y Galia.

En lo que respecta a la parte exterior, los cuatro lados del monumento están separados en dos partes de forma horizontal por una cenefa de motivos geométricos. Esto da lugar a la aparición de un zócalo y un friso. La división de los diferentes paneles escultóricos también será realizada con la representación de columnas corintias ; estas están talladas de forma vertical en cada una de las esquinas y a ambos lados de los marcos de las entradas. El cuerpo alargado de las columnas está decorado con elementos vegetales, esta forma de decoración será tomada y apodada por los renacentistas como candelieri. Todo el zócalo trata un único motivo, es decir, hay tallados de forma sucesiva ramas, aves y pequeños reptiles. Lo que más destaca de esta zona es la vegetación, la cual ocupa más espacio y termina en forma de espiral. En el friso se recrean distintos episodios mitológicos y procesionales.

En el panel de la parte superior de la izquierda de la fachada principal, observamos representado el mito de la fundación de Roma, el Lupercal; en este panel se distingue en medio de la naturaleza a Rómulo y Remo siendo amamantados por la loba Luperca. En torno a estos hay dos personajes, uno de ellos es el dios Marte. En la parte superior derecha de la fachada principal, se distingue una escena en la que Eneas ofrece junto a dos jóvenes una ofrenda a los dioses Penates (dioses protectores del hogar). Estos dos últimos paneles mitológicos son motivos escultóricos que vinculan al linaje de Augusto con el de Eneas y los fundadores de Roma.

Los frisos laterales del monumento se dividen en friso norte y friso sur. El friso norte representa a distintos senadores y sacerdotes, con su característico tocado en punta, y demás miembros de la familia imperial. Destacan la hermana de Augusto (Octavia) y la tercera esposa del emperador (Livia). El friso sur es el más famoso de los dos, una serie de lictores encabezan la procesión junto a varios togados entre los que se encuentra Augusto, seguidos por cuatro sacerdotes mayores. Tras estos está la familia imperial, donde destaca el general Agripa. Los dos paneles superiores de la parte trasera de la estructura están relacionados con la mitología. En el panel de la derecha aparece la diosa Roma sentada sobre sus armas. Esta parte de la obra es la que está peor conservada debido a la escasez de restos.

El relieve del panel de la izquierda es el que más goza de belleza en toda la obra. Se observa a la diosa Tierra con dos bebés en el regazo, rodeada de vegetación y animales domésticos. Además de estar escoltada por dos ninfas del agua, una de ellas sobre un cisne y la otra con un monstruo marino. Los escultores de este relieve utilizan la técnica de paños mojados, lo que indica que tenían formación helenística. Este panel representa la prosperidad proporcionada por la paz que realizó Augusto.En cuanto a la parte interior, es más sobria que la exterior, aunque tiene motivos escultóricos muy interesantes. Los paneles interiores están divididos de igual manera que los exteriores, pero con algunos cambios. En las formas de la cenefa hay representadas plantas rodeadas de una especie de concha. El zócalo está repleto de largos rectángulos verticales de forma sucesiva tallados en profundidad. La zona del friso repetirá los mismos elementos en todos sus espacios. Se observan representadas grandes guirnaldas sostenidas por bucráneos.


Sin embargo, lo más atractivo del interior es la decoración del altar; sobre ambos lados de la parte más alta de este, hay realizadas dos figuras vegetales de varias espirales que sobresalen. Cada extremo de dichas figuras lo sostiene una quimera formada con la combinación de un león con un ave. Las escenas que perduran representan la manera y los animales que llevaban al sacrificio.

Miguel Ángel Alcázar Romera, Alicia Gálvez Gómez, Yaiza García Azorín, María Belén Guevara Cárdenas.


También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Vicente Càrdenas dice:

    Felicitaciones chicos, habèis realizado un exelente trabajo de investigaciòn, pues reune a mi entender, todos los requisitos del rigor acadèmico.
    El tema es fascinante, puesto que Roma hizo aportes grandiosos no solo en los tiempos imperiales sino que han traspasado los lindes del tiempo y hay mucho que aprender de ellos, especialmente en cuanto a ingenierìa y planificaciòn de Ciudades con monumentos que hasta el dia de hoy se conservan
    Como es el caso del de vuestro acertado estudio.
    Felicitaciones especialmente para ti Belèn, que no desmayas en tu propòsito. Les deseo todo lo mejor porque podèis convertios en un grupo paradigma.

  2. Marietha Aguilar Toro dice:

    Tema muy Interesante que aporta a la cultura, monumentos majestuosos relatados extraordinariamente que nos transporta a la época Romana, su historia y rituales que nos permite recorrer los orígenes de Roma. Excelente investigación y felicitaciones a los exponentes.

  3. Lazaro Gil Gonzalez dice:

    Hola María Belén, soy amigo de tu abuelo Vicente y le agradezco muchísimo me haya compartido este trabajo tuyo y de tus colegas.
    Maravilloso, me ha encantado. Muchas gracias por este excelente artículo. Felicidades!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search