El Crowdfunding como forma de participación de la sociedad en la conservación de su Patrimonio Histórico y Cultural

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Según la RAE, “el crowdfunding consiste en una forma de financiación colectiva mediante la participación de muchas personas en algún tipo proyecto empresarial a cambio de algún tipo de retribución o compensación”. Está formula se aprovecha de las nuevas tecnologías para establecer una plataforma donde se define un objetivo para financiar una x actividad. En ese lugar habilitado participan una serie de personas, no tienen por qué conocerse, que interactúan conjuntamente a través de una donación voluntaria con el fin de alcanzar una determinada cifra.

Esta forma de micromecenazgo o economía colaborativa viene desarrollándose con mayor intensidad conforme van pasando los años y hoy en día se ha convertido en una práctica habitual en diferentes asociaciones que se dedican a velar por el patrimonio y hacen gala de esta herramienta para llegar más lejos. Una destacable en nuestra geografía es Hispania Nostra. Según su web, Hispania Nostra consiste en “una asociación sin ánimo de lucro que trabaja desde 1976 en la defensa, promoción y puesta en valor del patrimonio cultural y natural, al que considera como vector de desarrollo social y económico”.

La asociación tiene disponible un crowddunding que funcionaría de la siguiente forma. Se elabora un proyecto donde se redactaría un informe del objetivo de la restauración y de la financiación necesaria. Si el proyecto cumple los requisitos y es aprobado por un comité de Hispania Nostra, se lanzaría en la web y se iniciaría la campaña de recogida de donaciones. Marcanado un objetivo mínimo que sería la intervención más básica. También se marcaría un objetivo más ambicioso que vendría a ser el gasto óptimo de una intervención más eficiente.

Un ejemplo sería la restauración del interior del templo de Villamorón, un BIC. Fue por esta iniciativa de los Amigos de Villamorón que junto a Hispania Nostra se alcanzó la cifra óptima y pudo ser restaurado este espacio de estilo tardorrománico o protogótico. Desde entonces puede ser visitada y participa en diferentes eventos culturales. Un gran mérito que se agranda si se puntualiza que se trata de una localización despoblada en la llamada “España vaciada”, un pueblo que perdió su población por la emigración a otros lugares con mayores oportunidades. Sin embargo, esta propuesta lograría que el patrimonio perdurará y que el pueblo ganará visibilidad.

Imagen del interior extraída de Hispania Nostra
Exterior del edificio

También existen instituciones de gran prestigio que han decidido sumarse a los proyectos del crowdfunding como el caso del Museo del Prado que en 2008 realizó una campaña para el “Retrato de niña con paloma”. Una actividad que se saldo con un gran éxito.

Una historia interesante relacionada con el tema expuesto aconteció en la isla de Tsushima en Japón. Resultaba que en esta pequeña isla ubicada entre Japón y Corea se habían producido daños en el templo Watatsumi por el paso de un tifón en 2020. El sacerdote del templo no disponía de fondos suficientes para realizar la restauración. Por lo que decidió probar suerte con una campaña de crowdfunding. Curiosamente el estudio de videojuegos Sucker Punch publicó en 2020 el juego Ghost of Tsushima ambientado en la mencionada isla en el contexto de las invasiones mongolas al archipiélago nipón. Lo curioso no es el juego en sí, que se tomaba numerosas licencias históricas, sino que consiguió vender una cantidad llamativa e interesar a mucha gente por la historia de esta isla. Tal fue el interés que cuando se descubrió la campaña del sacerdote para restaurar el templo, numerosos aficionados se volcaron con las donaciones. Gracias a estos donativos se llegaría a sobrepasar la cifra estimada y se pudieron restaurar el arco Torii del templo, así como otras actuaciones que eran necesarias.

Arco Torii

No obstante presentan una problemática que estarían en relación al orden jurídico de las donaciones. Si por un lado los donantes recibirían una desgravación de impuestos al colaborar con una institución sin ánimo de lucro. Por otro lado, como indican diferentes estudios de Manuel Lucas Durán, Alejo Hernández Lavado o Teresa Rodríguez de las Heras Ballell. Estas formulas requieren de un marco legislativo que homogenice los procedimientos de manera estatal o europea. Debido a que existen muchas variaciones entre comunidades autonómicas desde vacíos legales hasta contradicciones que no ayudan a la salvaguarda del patrimonio.

En definitiva, la práctica del crowfunding puede posibilitar la participación directa de la sociedad en la conservación del patrimonio histórico y cultural. Abriendo así nuevas oportunidades que permitan una mayor eficiencia, pero sobre todo es una formula adaptada a los tiempos modernos donde las personas se implican por decisión propia y de manera directa en proyectos que pueden proteger su patrimonio sin necesidad de contar con el respaldo financiero de las instituciones tradicionales. Una práctica moderna que que realizan desde grandes instituciones como el Museo del Prado hasta simples aficionados de la historia, pasando por agónicos pueblos o modestos museos municipales. Pueden salvar un edificio histórico abandonado, restaurarlo y convertirlo en un centro de difusión cultural que genere empleos. Contribuyendo así al desarrollo socioeconómico de la región.

Aunque por desgracia tampoco podemos olvidar que no siempre se consigue el dinero necesario para la realización de los proyectos y este patrimonio queda generalmente abandonado para que acabe desapareciendo. No obstante, la ciudadanía seguirá intentando proteger su historia y su cultura. Algunas veces con mayor éxito y otras con menor acierto, pero desde luego esta herramienta del crowdfunding posibilita un incremento en la conservación de la cultura y del legado histórico para el presente y las generaciones venideras.

Bibliografía

HERNÁNDEZ LAVADO, A. (2017): “Financiación y protección del patrimonio histórico: propuestas de futuro”. En CEBRIÁ GARCÍA, M. D. y ÁLVAREZ ARROYO, F. (coords.), “Haciendas locales y patrimonio histórico y cultural”. Universidad de Extremadura. Pág. (237-251).
LUCAS DURÁN, M. (2017): “El Crowfunding como vía de protección del Patrimonio Histórico: Aspectos Tributarios”. Universidad de Alcalá. Madrid. Extraído de Crowdfunding y patrimonio histórico – aspectos tributarios (algalia.com), consultado el 21/05/2022.
MUÑOZ VILLARREAL, A. (2018): “Una breve referencia a la economía colaborativa y el patrimonio cultural”. Revista Jurídica de Castilla y León, Nº44, Págs (181-192).
RODRÍGUEZ DE LAS HERAS BALLEL, T. (2013): “El crowdfunding: una forma de financiación colectica, colaborativa y participativa de proyectos”. Universidad Carlos III. Madrid. Extraído de el-crowdfunding-una forma-de-financiacion-colectiva-colaborativa-yparticipativa-de-proyectos.pdf (uba.ar), consultado el 21/05/2022.

Webgrafía
Cómo funciona el “crowdfunding” | HelpMyCash, consultado el 20/05/2022.
Definición de crowdfunding – Diccionario panhispánico del español jurídico – RAE, consultado el 20/05/22.
Fans de Ghost of Tsushima ayudan con las reparaciones de la isla Tsushima en la vida real (ign.com), consultado el 20/05/2022.
Hispania Nostra – Defensa y Promoción del Patrimonio Cultural y Natural – Hispania Nostra, consultado el 19/05/2022


OpenEdition le sugiere que cite este post de la siguiente manera:
javieriniguez (24 de mayo de 2022). El Crowdfunding como forma de participación de la sociedad en la conservación de su Patrimonio Histórico y Cultural. Enseñarte. Blog de divulgación científica. Recuperado 14 de julio de 2024 de https://doi.org/10.58079/ofli


También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search